lunes, 12 de noviembre de 2007

"Incluso Marx era europeo"


Rodríguez Zapatero, socialista y todo como es, representante de esa izquierda racional y moderna tan celebrada en este continente latinoamericano por sectores intelectuales aliados de la oligarquía criolla, nos aconsejó en la XVII Cumbre Iberoaméricana que nuestros Estados no se preocupen ni por privatizar ni por nacionalizar, "que esos no eran fines en si mismos", es decir, que dejemos esas preocupaciones en la esfera de lo privado, para quien sepa leer entre líneas.

La izquierda europea, esa izquierda "que vale la pena, que no es populista" según nos aconsejan en América Latina, defiende los intereses de sus empresas transnacionales en nuestros países. Por eso es tan racional, sin duda...Pero no podemos aceptar el consejo de que volvamos a entregar nuestras riquezas a manos extranjeras, como si eso no significara una recolonización en esto que llaman globalización.

Encima, y para coronar el pastel con una guinda roja, por cierto, pero bien europea, el Presidente Zapatero nos dice , en nuestras propias pachamaminas narices, que no hemos producido cosas intelectual y filosóficamente tan meritorias como las que se han producido en aquél continente. Un asunto que parece "menor" pero no lo es en lo absoluto.

Estas fueron sus palabras, poco más o menos: "de Europa provenían las mejores y más altas cumbres del pensamiento occidental (...) incluso Marx era europeo".

Que uno busque en internet comentarios críticos sobre este punto en particular y no encontrarlos, es altamente decepcionante y un indicador del alto grado de colonización mental en que estamos sumergidos y que nos mantiene ciegos y arrodillados, que nos mantiene encadenados mentalmente a todo aquéllo que nos crucifica, que nos vende, que nos usa, que nos abusa.

Por el contrario, se encuentra uno con blogs en los que se comenta, casi que en el mayor estado de felicidad posible, sobre las "acertadas" declaraciones de Zapatero, porque "atacan" las posiciones ideológicas del Presidente Chávez o de Evo Morales, que no son otras que las que critican el colonialismo del pasado y el neocolonialismo del presente, representado en los países oprimidos por su cara más feroz: el Imperialismo.

Yo me pregunto, ¿no será, señor Zapatero, que vivimos en un mundo en el que no se valoran las creaciones intelectuales que exaltan la liberación, las realidades alternativas, lo mágico, los saberes ancestrales, los saberes multidimensionales?

En nuestra América Latina, no Iberoamérica, Presidente Zapatero, nuestros antepasados mayas tenían una visión no lineal del tiempo. Curiosamente, apenas en el siglo XX, las mentes más destacadas de la física han descubierto que, en efecto, el tiempo en el mundo cuántico no es lineal.

En nuestra América Latina, no Iberoamérica, Presidente Zapatero, nuestros antepasados indígenas tenían en común una visión ecológica de la vida. Trataban reverencialmente a la tierra y la cuidaban, porque sabían que si no lo hacían, ella tenía podría desequilibrarse.

Por eso le llamaban a la tierra Pachamama, Papa Egoró, etc. Curiosamente, apenas en el siglo XX, la sabia Europa está empezando a descubrir que si no cuidamos a nuestra Madre Tierra, simplemente, moriremos todos. Y a los "sabios" europeos que han descubierto esto, apenas en el siglo XX, les dan premios Nobel, como a Greenpeace y a Al Gore, con todo el respeto que merecen de mi parte, por cierto.

En nuestra América Latina, no Iberoamérica, Presidente Zapatero, nuestros antepasados criollos, mestizos, mulatos, heredaron y fusionaron las conocimientos ancestrales de tres continentes. Y crearon el sincretismo cultural. Apenas a finales del siglo XX, los músicos de la "culta" Europa han quedado maravillados con algo que ellos en su tierra JAMÁS hubieran podido crear.

¿Ustedes podrían haber creado el tango, la samba, el guanguancó, la ranchera, el joropo, el pasillo, la humahuaqueña, el bolero, la samba, la quebradita, la guaracha, la gaita, el vals criollo, la cumbia, el vallenato, en fin, tantos y tantos ricos e infinitos géneros de nuestra Patria Grande?

Con toda seguridad, Europa podrá crear sus propias cosas, pero jamás, jamás, serán como las nuestras, las que hemos creado los criollos, mestizos, mulatos, los que vivimos aquí desde hace siglos, por la sencilla razón de que los productos culturales son resultado de la historia. Por mucho que me diga Usted, como Europeo, que "sin el aporte europeo, esas creaciones no hubieran sido posibles" permita decirle, con todo el respeto que su dignidad presidencial me inspira, que sin el aporte del indígena y del afrodescendiente, mucho menos.

En nuestra América Latina, no Iberoamérica, Presidente Zapatero, inventamos algo que ahora comen en los más lujosos restaurantes de Europa y los EE.UU. Se llama "comida fusión".

En nuestra América Latina, no Iberoamérica, Presidente Zapatero, han nacido poetas y escritores que han cambiado la historia de la literatura universal y que impactan en la filosofía, en el saber filosófico, de nuestra América Latina, pero muy especialmente, impactan para aquéllos que creemos firmemente que es una necesidad histórica crear nuestra propia voz filosófica latinoamericana, una con la cual miremos al mundo y nos permita de-construir el lenguaje de dominación que ha creado una mentalidad subyugada y colonizada, con la que hemos sido educados leyendo los libros de autores y filósofos europeos y que nos hace llamar Verdades a cosas que no son sino Mitos que Otros han creado para dominarnos mejor.

Pregunte Usted por Ruben Darío, por Neruda, por Gabriela Mistral, por Rómulo Gallegos, por Julio Córtazar, Rodolfo Walsh, Alfonsina Storni, Jorge Amado, Horacio Quiroga, Raquel de Queiroz, Nicanor Parra, Jorge Tellier, Gabriel Garcia Márquez, Alejo Carpentier, Nicolás Guillen, Jorge Lezama, José Marti, Roque Dalton, Miguel Angel Asturias, Sor Juana Inés de la Cruz, Ernesto Cardenal, César Vallejo, Mario Benedetti, Jorge Onetti, Andrés Bello, Luis Britto García, entre cientos y cientos que se me escapan de la memoria.

En nuestra América Latina, no Iberoamérica, Presidente Zapatero, nacieron hombres tan grandes y con un amor tan grande por la Libertad, que se dieron a la tarea de Liberar naciones, no de ocuparlas ni invadirlas.

Aquí no han nacido ni pueden nacer jamás Hitlers, Bonapartes, Mussolinis, ni Francos.
Lo más parecido a estos personajes europeos de tan ingrato recuerdo, son los Dictadores que han asesinado a su propio pueblo, que han callado sus voces exigiéndoles justicia social, generalmente bajo la venia de Washington e incluso, ante el silencio de muchos países europeos.

En la Patria Grande, Presidente Zapatero, nacen Bolívars, San Martines, Tupac Amarus, Guaicaipuros, Sandinos, Gaitanes...Libertadores de Pueblos, no opresores.

Por amor a los oprimidos, en América Latina nacen sacerdotes mártires, nacen teólogos de la liberación.

En nuestra América Latina, no Iberomérica, Presidente Zapatero, nace la Filosofía de la Liberación.

En fin, Presidente Zapatero.
No nos pida, como dice el Presidente Chávez, que nos neguemos a nosotros mismos y abracemos "la inteligencia, sabiduría, y los más nobles avances del conocimiento humano, que nacieron en Europa", porque no nos pertenecen.

Los seres humanos verdaderamente racionales deben aspirar a pensar como sus realidades históricas se lo exigen.
Yurlen Rondón
Internacionalista

1 comentario:

rokha dijo...

La cultura Noroccidental esta en franca decadencia... ni siquiera en el plano del conocimiento han dado luces... menos en el de la etica... se han masacrado durante miles de años... y su ciencia no ha llegado a resolver nuestros problemas fundamentales, eso si han creado un aparato destructivo que supera millones de veces lo imaginable...

el futuro es el sur...

http://www.trincherasur.info
http://www.surversion.blogspot.com

si Marx hubiera nacido por acá hubiera dicho :"el proletariado es el sur"....