lunes, 4 de junio de 2007

Campaña sucia contra Mario Silva, conductor de La Hojilla



En nuestro país, Mario Silva es todo un personaje.

Con su programa "La Hojilla" ha logrado deconstruir, una a una, las mentiras creadas y difundidas por el fascismo oposicionista, mentiras que nos ponen diariamente en sus canales televisivos, con las que engañan a los televidentes cautivos y deseosos de su dosis diaria de miedo y terror global.

Lástima que "La Hojilla" no haya estado presente en aquéllos difíciles años de 2002 y 2003, años en los que la radicalización era aún más terrible que en la actualidad.

¡Cuantas personas habrían podido, tal vez, reflexionar y hasta, quién sabe, salir del terror psicológico aplicado por los medios que hacía que los opositores se comportaran como si fueran miembros de alguna secta de la ultraderecha!

La presión política interna se ha desahogado gracias al Referendo, que resultó aprobatorio para nuestro Presidente, las elecciones presidenciales y las parlamentarias que han demostrado al Mundo entero la firme vocación democrática y popular de nuestro proceso revolucionario.

Ahora, el oposicionismo dirige sus filas a descalificar a quien más ha desmontado las mentiras mediáticas del fascismo, contribuyendo con ello a evitar que se reproduzca el clima psicológico de 2002-2003. Por supuesto ese alguien es Mario Silva.

Es evidente que se trata de una campaña sucia del oposicionismo.

¿Acaso el fascismo trata con flores y rosas a los patriotas?

No seamos ingenuos.

Por supuesto, que la estrategia de ellos es esa, la descalificación permanente. Lo hicieron con Evita también, allá en Argentina. ¿Por qué no lo harían con Mario Silva?

Las maniobras descalificatorias del fascismo oposicionista dan risa. Siempre es el mismo guión. Carecen de inteligencia hasta para descalificar.

"Ladran, Sancho...es señal de que cabalgamos".

1 comentario:

Pedro dijo...

Jaja que risa! el cazador ahora cazado!